Top
  >  Como se hizo...   >  Viajes gastronómicos. Philly cheesesteak, historia de un bocadillo.
Bocadillo Philly Cheesesteak

En este artículo conocerás la historia y preparación del bocadillo Phillycheese steak. el más famoso de Filadelfia.
En un artículo de hace ya unos años les hablaba de mi afición por la cocina popular, la que se saborea en la calle o en tabernas que podrían ser el escenario de las mejores novelas de viajes, como la posada “El Almirante Benbows” de la novela La Isla del tesoro de R.L. Stevenson.

En aquella ocasión centre la atención en cuatro emblemáticos bocadillos, el rumano aunque ya más neoyorkino pastrami, el simpático Chivito uruguayo, el vietnamita banh mi con su toque afrancesado y el delicioso labneh de oriente medio.

En esta ocasión viajaremos a los Estados Unidos, concretamente a la ciudad de Filadelfia donde podemos saborear el Philly cheesesteak, uno de los más emblemáticos y sabrosos de toda América y del mundo.

Filadelfia es… Rocky y Philly cheesesteak

Al hablar de Filadelfia, es muy posible que en lo primero que piense sea en el estribillo de la banda sonora de “Rocky” pero para los que han visitado la ciudad, además de la canción recordarán el sabor de su bocadillo más famoso, el preferido de todos filadelfinos.

El Philly cheesesteak es un bocadillo hecho a base de tiras finas de carne de ternera, concretamente de ojo de bife, una carne que se encuentra entre las costillas de la ternera, cebolla caramelizada y Cheez Whiz la salsa de queso para untar o con la versión de  queso  provolone fundido. Esta es la base principal aunque muchas personas le añaden, champiñones a la plancha, tiras pimientos verdes algo picantes y una salsa de tomate frito, que no kétchup.

Un Philly cheesesteak  no solo es un bocadillo de carne con queso, para los filadelfinos  es un icono cultural que defienden con orgullo y hasta con arrogancia.

El origen del Philly cheesesteak

La historia del cheesesteak está llena de anécdotas y controversias.
A finales del 1.800 y principios del 1.900 muchos italianos emigraron al Sur de Filadelfia.  Allí, muchos de ellos vendían a la clase trabajadora sándwiches baratos en carritos, usando cortes de carne baratos.

El Philly cheesesteak es la historia del sueño americano, la de dos hermanos que crearon el hoy famoso bocadillo por casualidad.
Un día cualquiera de 1930, Pat Olivieri, y su hermano Harry se encontraban vendiendo hot dogs en su carrito de comida cuando a Pat, aburrido de comer día tras día sus propios perritos le rogó a su hermano Harry que fuera a la carnicería a comprar un filete que cocinó con algunas cebollas en la plancha y que metió en un bollo, fue así como nació la versión inicial del cheesesteak.
Ese mismo día, cuenta la leyenda, el aroma de carne a la parrilla llamó la atención de un cliente habitual, un taxista, que pidió probar lo mismo que saboreaban los hermanos Olivieri.

Tan rico le supo al taxista el bocadillo de carne con  cebollas fritas que recomendó a los hermanos que lo promocionasen entre sus clientes, y el boca a boca funcionó, convirtiendo el carrito en el más famoso de la ciudad.

En 1940, Pat y Harry transformaron el carrito en un auténtico restaurante que llamaron Pat’s King of Steaks.

En 1949, a uno de los empleados se le ocurrió añadir queso fundido al filete creando así la famosa Cheez Whiz la salsa de queso para untar.

Pero fueron realmente las técnicas de marketing de los hermanos Olivieri las que ayudaron a lanzar el cheesesteak a niveles de fama insospechados.
Pat se dedicó a visitar teatros y salas de baile de la ciudad llevando a los artistas su ya famoso bocadillo para que lo probasen, quienes una vez que lo saboreaban volvían a su local después de la funciones arrastrando con ellos a su público.

La rivalidad   

Toda buena historia conlleva controversia y esta se creó cuando en 1966, Joey Vento abrió Geno’s Steaks  justo junto al restaurante de los hermanos Olivieri con un menú prácticamente igual.
La proximidad de ambos, junto a la cizaña de la prensa potenció una rivalidad durante generaciones.

Cómo pedir un philly cheesesteak

Una buena recomendación para pedir un Philly cheesesteak sería hacerse acompañar de un filadelfino ya que la situación puede llegar a ser algo estresante por la jerga  y el ritual que conlleva el pedido y por la impaciencia de los camareros y del público que espera su turno que se torna intolerante.

En Geno’s hay que decirle al cajero, rápido, sin dudar  cuántos cheesesteaks quieres, su queso de elección  y si deseas cebollas fritas.

Si el pedido se hace en Pat’s, primero hay que decir si se quiere con cebollas, y después elegir pedir el tipo de queso.

Así se prepara el auténtico Philly Cheesesteak

Tiempo de Preparación.20 min

Tiempo de cocinado.  20 min

Total40 min

Tipo de plato: bocadillo

Cocina: Estadounidense

 

Raciones: 2 bocadillos.

 

Ingredientes

  • 2 cucharadas de aceite de oliva.
  • 1 cebolla en rodajas muy finas
  • ¼ pimiento verde cortado en rodajas finas
  • ¼ pimiento rojo en rodajas finas
  • 2 champiñones grandes en rodajas finas
  • 300 g de filetes de carne de ternera tipo bistec en tiras finas.
  • Sal
  • Pimienta negra recién molida gruesa
  • 150 g de queso Cheez Whiz o 4 rodajas finas de queso provolone
  • 2 Panes tipo bollos o 2 mini baguettes francesas individuales (de unos 20 cm cada una). Calentar el pan antes de servir.
  • Pepinillos encurtidos

Instrucciones

  1. En una sartén grande, a fuego fuerte, agregar el aceite de oliva.
  2. Reducir el fuego a intensidad media, agregar las cebollas y freírlas hasta que se ablanden.
  3. Añada los pimientos y los champiñones; revuelva y cocine hasta que los champiñones estén dorados y las cebollas se vuelvan transparentes. Remover constantemente.
  4. Agregar las tiras de carne y cocinar unos 3 minutos o hasta que la carne esté ligeramente dorada. Condimentar con sal y pimienta.
  5. Colocar las rodajas de queso provolone sobre la carne, hasta que se derrita. Si se usa queso Cheez Whiz, derretirlo al baño maria antes de usarlo.
  6. Corte los panes a lo largo y tuéstelos.
  7. Dividir la mezcla de carne en los dos panes.
  8. Si se usa el Cheez Whiz derretido, extienda la mitad en cada pan.
  9. Servir con pepinillo.

 

Si te gusta introducir en tus viajes la gastronomía, te invito a leer mi artículo «Bares qué lugares» donde hablo de algunos de los bares más emblemáticos del mundo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Guía gratuita

¡Los mejores consejos desde mi experiencia en viajes!

Indica tu email y descarga gratis mi ebook con los “100  útiles consejos que harán que tu viaje sea perfecto”

Descargar guía
Aviso legal