No te pierdas el placer de deslizarte por estas pistas a menos de hora y media desde Múnich.

Múnich, el paraíso de los esquiadores