BLOG

24 Ene 2016

Turismo en Nueva York más allá de los convencionalismos

Lugares que adoran los neoyorquinos y que para muchos turistas pasan desapercibidas.

 

quinta-avenida-1280x640

Navegar en NYC un paseo muy neoyorquino.

 

Tomar el Ferry que lleva hasta Staten Island, el barco bordea la Estatua de la Libertad. Las vistas son espectaculares, uno de los paseos menos conocidos por los turistas y más amados por los neoyorkinos.

Combinar un paseo en una vieja barcaza amarradabajo el puente de Brooklyn con un concierto de cámara. Las vistas de Manhattan son incomparables. www.bargemusic.org/calendar.html

Puede parecer extraño pero no recomiendo visitar la Estatua de la Libertad. El ferry que conduce a Staten Island, gratuito, ofrece las mejores vistas de la estatua y el resto de islas de la bahía.

Wall Street, más que una calle, un símbolo del poder financiero. Imprescindible entrar en el lobby del Woolworth Building en la 233 Broadway.
Muy recomendable el Tour por la bóveda del Banco de la Reserva Federal (FED)
Quizás este sea uno de los tours gratuitos más fascinantes de Nueva York. Aunque tienes que registrarte con anticipación para obtener una fecha específica para el tour, se trata de una experiencia imperdible, ya que probablemente sea la única vez en la vida en la que consigas estar cerca de tanta cantidad de oro.

 

Las joyas del MOMA
MOMA  www.moma.org  uno de los museos más emblemáticos del mundo pero demasiado grande para visitarlo en una mañana. Te sugiero 5 cuadros imprescindibles:
Las señoritas de Avignon. Picasso.
La lección de piano. Matisse.
One: Number 31. Pollock
Number 10. Rothko.
F 11. James Rosenquist.

 

La ciudad de Nueva York ha sido escenario de innumerables películas y series de televisión. Los amantes del celuloide que visiten la Gran Manzana tienen una gran oferta de tours organizados con los que descubrir algunos de los rincones que han aparecido en grandes clásicos del cine como «Desayuno con diamantes», «Los cazafantasmas» o «Manhattan». Uno de los tours más recomendables es el organizado por Turner Classic Movies (TCM), http://www.tcm.com/tours/ con el que podremos visitar el edificio donde se rodaron «Hanna y sus hermanas» y «La semilla del diablo», el apartamento de Holly Golightly en «Desayuno con diamantes» o la tienda de juguetes donde Tom Hanks baila sobre un teclado gigante en «Big».

Los aficionados a las series de televisión también tienen rutas con las que satisfacer sus ansias de conocer más en profundidad los escenarios donde se rodaron «Sexo en Nueva York», «Los Soprano» o «Gossip Girl» entre otros. Algunas compañías que ofrecen este tipo de rutas guiadas en autobús son On Location Tours, On Board Sightseeing Tours o Gray Line New York. Para aquellos que prefieran recorrer estos emplazamientos caminando, una buena alternativa es participar en las visitas de New York Tours.

 

¿ Te gusta la fotografía?  En el cruce 6-43, muy cerca de la estación Grand Central y la calle 42 está en International Center Photography, siempre con muestras de los mejores fotógrafos del panorama internacional.

 

Especial Fashion Victims.

el cruce de la Séptima Avenida con la calle 42 (7-42), el epicentro del Fashion District. Manda la moda y uno se da cuenta por el botón y aguja gigantes que presiden el cruce de vías. La conocida Escuela de diseño Parsons está a tiro de piedra,

Cruzando ya la 42 aparece la tienda oficial de los Yankees, el equipo de béisbol de la ciudad. Los tiradores de la puerta son sendos bates, no podía ser menos.

 

De compras por NYC.

 

Quinta Avenida.
Tienda de Abercrombie & Fish, donde una de las mayores atracciones es fotografiarse con un modelo sin camiseta.

Tiffany & Co. Todo un clásico inmortalizado por Audrey Hepburn en Desayuno con diamantes.

Almacenes Bergdorf Goodman. Un Monumento al lujo http://www.bergdorfgoodman.com/
754 Fifth Ave., at 58th St en el Midtown.

En La calle Bowery en se encuentran boutiques de lujo, galerías de arte y los restaurantes más chic de NY. Recomendable el restaurante Peels.
Imprescindible visitar en esta zona , aunque solo sea por fuera, el New Museum www.newmuseum.org de los arquitectos Sejima y Nishizawa. (235 Bowery between Stanton and Rivington Streets)

 

Madison Avenue. Epicentro del lujo, Tiendas en las que hay que entrar aunque solo sea a mirar, lo que los neoyorkinos denominan “Windows shopping”.
Issey Miyake.
Valentino.
Chanel.
Ralph Laurent.
Tom Ford.
Gucci.
Cartier.

 

Si eres más de mercadillos que de tiendas el Hell´s Kitchen te encantará

Hell’s Kitchen está dentro de la lista de los 10 mejores mercados callejeros del mundo publicada por Nacional Geographic. Se encuentra situado en la calle 39 entre las avenidas 9 y 10, encontramos allí un excelente espacio si buscamos ropa tanto de décadas pasadas como propuestas más futuristas. Es un punto de encuentro de las ‘celebrities’ neoyorkinas que funciona desde hace más de 30 años. Abre los sábados y domingos por la mañana y no puedes perderte sus puestos de zapatos, ropa retro, pieles, vintage, discos de vinilo… Antigüedades y objetos de decoración completan la oferta en casi 200 puestos callejeros.


Soho, más que un barrio, un estilo de vida.
Imprescindible entrar en:
– Libreria McNally Jackson, toda una institución y punto de encuentro de intelectuales.
– Tienda de Prada. Ojo, el diablo anda suelto y te tentará para que compres.
– Apple. Paradigma de tienda futurista. Aunque la más emblemática de las Apple Store           se encuentra en La Quinta Avenida, junto a Central Park y está demostrado que es el edificio más fotografiado de Nueva York ¿ será por su espectacular cubo de cristal o por los miles de frikis seguidores de la marca?
– Kidrobot. Tienda de juguetes japoneses. Una locura infantil.

 

Y terminar tomando una cerveza en Fanelli´s, el restaurante más antiguo del barrio. Nada de lujos, mantel de cuadros, servicio justito, pero la calidad de la hamburguesa, la cerveza y las patatas te sorprenderán. Mi preferido, el  “grilled portabello sándwich”, ojo es adictivo.

No muy lejos del Soho, en el Village, encontramos Magnolia Bakery (Bleecker St. con la calle 12), la mejor pastelería de la ciudad, donde disfrutar de unos postres absolutamente espectaculares.  http://www.magnoliacupcakes.com/

 

Desde Washinton Square en dirección al oeste, cogiendo la calle 4, una vez pasada la 6ª Avenida, está la zona del Village, llena de restaurantes y tiendas, una especie de Londres en Nueva York. De ahí, es recomendable andar hacia el “Meatpacking District” (calles 12-13-14 con la 9ª Avenida), centro del ocio nocturno con pubs, clubs, etc.

 

¿ Merece la pena visitar el Bronx?

El Bronx, Distrito Apache cuenta con zonas poco recomendables que conviene no visitarlas en solitario. Existen excursiones, bien en furgoneta, alguna en helicóptero, que si se contratan de antemano, pueden resultar en experiencias inolvidables.
El Jardín Botánico de Nueva York, declarado patrimonio histórico nacional de los Estados Unidos y el mítico estadio de los “Yankees”, en el cruce de la Calle 161 Este y la Avenida River, un estadio construido en 1923.son junto con el Zoo y sus peculiares calles lo más destacado de visitar.

 

El Bronx, con un gran número de comunidades de inmigrantes, principalmente latinos e hispanos resulta muy interesante junto con el barrio chino, italiano y judío si se quiere conocer la mezcla de culturas que habita en Nueva York.

 

El Barrio Judío. Más que peculiar.

Ubicado en el Lower East Side, el barrio Judío es famoso por el “Distrito de los Diamantes” y las sinagogas. Desde Canal St. una vez terminado los anteriores recorridos, atraviese Bowery, donde podrá disfrutar de las vitrinas de las famosas joyerías judías de la ciudad. Es una ambiente curioso muy étnico y a la vez muy bursátil.
La parada obligatoria en esta zona es en Angel Orensanz Cultural Center, este edificio propiedad del artista aragonés Angel Orensanz que se encuentra en la calle Norfolk St. alberga la sinagoga más antigua de Nueva York. Si interesante es visitar esta sinagoga, más interesante puede resultar conocer a Angel, todo un personaje ameno y divertido. Y sobre todo lo que más merece la pena de este barrio es observar las costumbres de sus habitantes judíos, su forma de vestir, algunos parecen pordioseros, aunque en realidad es muy probable que atesoren una fortuna millonaria. También llama la atención el papel de la mujer en la socidad judía, ataviadas con ropas nada sexys y con peluca, dado que cuando se casan se rapan el pelo.
Si interesantes son todos los barrios de Nueva York esté especialmente se merece una visita.
Está próximo al barrio chino e italiano, por lo que es cómodo hacer la visita de los tres en el mismo día.

 

Barrio de Williamsburg, solo para Bohemian Chic.

En la costa noroeste de Brooklyn se encuentra uno de los barrios más «trendy» del planeta. Su nombre es Williamsburg y en los últimos años se ha convertido en sinónimo de moda y tendencia.

 

En Williamsburg nos codearemos con los «bobos» (bohemios boyantes) llegados de todas las esquinas del mundo a este pequeño barrio cuajado de restaurantes interesantes con preferencia hacia los alimentos orgánicos o la cocina vegana, cafés con encanto, tiendas «vintage» y bares donde degustar los cócteles más deliciosos e innovadores. Esto hace que, vayamos a donde vayamos, en Williamsburg sea imposible no hacer una buena elección.

Williamsburg es especialmente interesante durante los fines de semana, cuando en su parque XX se celebra un mercadillo tanto de productos artesanales, como comida donde podremos adquirir joyas, prendas y objetos únicos y originales al tiempo que degustamos platos de gran variedad de países y culturas.

Williamsburg es muy accesible desde Manhattan. Gracias a la línea L de metro podemos alcanzar el meollo de Williamsbur en un viaje de un par de paradas desde Union Square.

 

Y como Chinatown es una visita obligada, te recomiendo un recorrido que considero muy atractivo.
– Templo Chino Budista. ( 214 Center St).
– Supermercado Kam Man. ( 200 Canal St)
– Buscar las mejores imitaciones en las tiendas más insospechadas.
– Terminar el paseo con un masaje de reflexología en el Foot Heaven, en 16 Pell St. La calle más      antigua de Chinatown.
– Comer un buen snack vegetariano en el “Vegetarian Din Sum House” en 24 Pell St. Aunque si lo que te gusta es la comida india prueba con el lunch del “Tiffin Wallah” en 127 East 28Th St.

 

 

Tópicos irresistibles:
Patinar en la pista de hielo del Rockefeller Center, posiblemente sea una de las actividades invernales más conocidas de Nueva York. En verano es tomarte un café en su terraza,
Esta pista de hielo ha salido en multitud de películas de Nueva York y puede ser el plan perfecto para ir en familia y para una velada romántica.

Recuerda que esta pista de hielo se sitúa a los pies del Rockefeller Center, en la 5ª avenida entre las calles 49 y 50.

Los precios de la pista de de hielo son muy asequibles, entre los 10 y 14 dólares. Y se pueden alquilar patines por unos 10 dolares.

 

Una vista de NYC típica y tópica pero imprescindible y un consejo para no hacer colas.

Subir al Empire State Building: Construido en 1931, este famoso rascacielos fue el más alto del mundo durante 40 años hasta la finalización de las Torres Gemelas del World Trade Center. El Empire State Building cuenta con uno de los observatorios exteriores más populares del mundo, visitado por más de 110 millones de personas. En la planta 86, se ofrecen unas impresionantes vistas a 360º de la ciudad mientras que un segundo observatorio situado en la planta 102, más pequeño y cerrado al público los días de más visitas, también está abierto al público. Lo más curioso es que el Empire State Building recauda más dinero gracias a las ventas de entradas para visitarlo que sumando todos los alquileres de su espacio. Los americanos están enamorados de este edificio,.
El Empire State suele aglutinar colas numerosísimas, en especial durante el fin de semana. De subir, recomendamos hacerlo pronto por la mañana o a media tarde y así poder contemplar el anochecer. Una buena alternativa es subir al Rockefeller Centre, con vistas similares a las del Empire State o subir al Top Of The Rock, también con excelentes vistas.

 

Visitar el Madison Square Garden y si puede ser, acudir a alguno de los partidos de los Knicks.  Es conveniente comprar las entradas por Internet antes de realizar el viaje.  todo un espectáculo

 

Un secreto muy bien guardado:
Estación de Metro escondida debajo del Ayuntamiento.

Esta estación lleva inactiva cerca de 65 años, cerró el 31 de Diciembre de 1945. Es una maravilla arquitectónica, con techos altos abovedados cubiertos con azulejos y tragaluces de vidrio que llenan la estación de luz natural.No se puede visitar directamente, está cerrada al público pero hay una manera muy curiosa de verla. Debes coger la línea 6 del metro dirección Brooklyn Bridge/City Hall (la última parada dirección sur), pero no te bajes. El tren da la vuelta y pasa por esta estación, así que la podrás ver.

 

Edificio Dakota. Especial mitómanos.
Si eres un admirador de John Lenon, o disfrutas visitando lugares especiales, llenos de leyendas y curiosidades, el edificio Dakota es visita obligada.
Se encuentra en la esquina de la calle 72 con Central Park, y fue construido por Henry Janeway Hardenbergh para el entonces dueño de Singer, la centenaria marca de máquinas de coser, en 1880.Tiene una arquitectura muy característica que recuerda al Renacimiento alemán.
Hoy es posiblemente el edificio más caro de la ciudad, con apartamentos valorados en millones de dólares y es conocida la singular norma que rige la comunidad de propietarios, por la que para cerrar la venta de una propiedad del edificio es necesario el consentimiento de todos los vecinos. Su habitante más ilustre fue Jonh Lennon que fue asesinado a pocos metros del portal. A pesar de la desgracia, su viuda Yoko Ono continúa viviendo aquí.

 

La noche más canalla y divertida de NYC

Además de los tradicionales musicales, bares de jazz y discos para todo tipo de gustos,  existen en NYC espectáculos también sorprendentes y más intimos.
Dos de mis preferidos:  The Box. http://www.theboxnyc.com/    http://www.youtube.com/watch?v=v0_rpdHz7ks

Y la Ultra Moderna Disco The Marquee http://marqueeny.com en la 10ª Avenida.

Para aquellos con ganas de “clubbing”, la zona es la de Chelsea (9), en las calles 26 y 27 con la 10ª Avenida. Clubes como The Pink Elephant, http://www.pinkelephantclub.com  se convierten en un referente tras un primer paso por el Meatpacking District, zona que aglutina a la gente en busca de unas primeras copas o una buena noche de juerga en lugares como el antiguo Aer, hoy Kiss & Fly, uno de los sitios punteros de la ciudad en cuanto a ocio nocturno se refiere. 409 W 13th St, New York, NY 10014Cross Streets: Between 9th Ave and Washington St. (Meatpacking District)

 

Jazz en NY.  La oferta es inagotable, pero cualquiera de estos sitios no te defraudarán.

  • Lenox Lounge: en 288 Malcolm X Boulevard. Uno de los íconos del jazz de Nueva York, en Harlem.  Inaugurado en 1930, su Zebra Room ha visto pasar a grandes figuras como  Billie Holiday, Miles Davis y John Coltrane.
  • Cotton Club: en 656 West 125th Street. Inaugurado en 1923, el Cotton Club se convirtió con los años en símbolo de refinamiento musical.  Duke Ellington, Cab Calloway, Ethel Waters y Lena Horne pasaron por allí. Tiene orquesta propia, The Cotton Club All Star, que está en realidad formada por una orquesta de swing y una banda de jazz y blues.

Blue Note: en  131 West 3rd Street. Ubicado en Greenwich Village, este club de jazz inaugurado en 1981 se convirtió en poco tiempo en referente mundial del jazz. Algunos de los artistas que allí se presentan en la actualidad son Casandra Wilson, Bill Evans y Chick Corea

Café del Hotel Carlyle: en 35 E 76Th Street. Este café se hizo famoso porque todos los lunes toca allí el clarinete Woody Allen, con su banda The Eddy Davis New Orleans Jazz Band. La entrada cuesta entre $75 y $100

Conveniente realizar reserve en todos los clubes de NYC.


Entradas de musicales a buen precio, las encontrarás en
el TKTS, un quiosco donde conseguir tickets para las obras de teatro y musicales representadas en Broadway. http://www.tdf.org/


Una aproximación a la experiencia gastronómica de NYC.
Nueva York sorprende por su gran variedad gastronómica y también por los precios de sus menús que pueden ir desde los 4 dólares a los 150 o 200 de un buen restaurante.

 

Ostras en Grand Central.
El oyster Bar www.oysterbarny.com punto de encuentro de neoyorkino desde 1.913
es como trasladarse para atrás en el tiempo, inolvidables los ostiones a la parrilla, además, por supuesto de estar ubicado en Grand Central Terminal, lo que lo hace único, imprescindible entrar en la estación y observar el movimiento y ajetreo de viajeros, así como su rica decoración interior, Toda una experiencia.
y ya que estás aquí, no dejes de visitar la misteriosa  “Whispering Gallery”, con una acústica tan perfecta que podrás escuchar lo que dicen en voz baja los que se encuentran en una columna del otro extremo de la galería.

 

Comer, bien, por menos de 4 euros es posible en NYC,  en los food trucks de High Line a la altura de la calle 30. Toda una experiencia callejera, gastronomía low cost y con encanto.

Peter Luger, en Brooklyn, 78 Broadway. La mejor carne de la ciudad http://www.peterluger.com
Los camareros son antipáticos, algunos platos decepcionan, no aceptan tarjetas de crédito, es difícil poder reservar, pero… la forma de cocinar la carne que tiene Peter Luger no la olvidarás jamás.
En torno a 60.-€ pp sin bebidas.

 

Balthazar (www.balthazarny.com  (80 Spring St) la pasión neoyorquina por París tiene una de sus manifestaciones más claras en este local, un clásico del Soho que nunca decepciona.

The River Café www.rivercafe.com Todo un clásico y muy romántico con vistas de excepción.

El River Cafe es el lugar perfecto para una tarde romántica con tu pareja en Nueva York. Degusta sus excelentes platos mientras disfrutas de las increíbles vistas del skiline de Manhattan.

  • Es duro que las vistas compitan con el paladar, pero estate tranquilo ya que preparan a la perfección los mariscos, atún y el bass del mar negro. Otra especialidad es el “Chocolate Marquis Brooklyn Bridge” un sorprendente postre de chocolate con forma del puente de Brooklyn. ¡Casi da pena comerlo!

A favor:
*Vistas asombrosas de Manhattan.
*Atmósfera increíblemente romántica.
* Deliciosos platos.

Contra
*Un poco caro, sobre los 150.-Dólares para una buena cena, pero recuerda, no pagas la comida, sino ese momento especial que nunca olvidarás.
*Los hombres deben vestir chaqueta

Dirección: 1 WaterSt. en Brooklyn
Cómo llegar: Toma el tren A o C a High Street/Brooklyn Bridge. Toma el tren 2 ó 3 a Clark street.

 

¿ Quieres probar la mejor hamburguesa de Nueva York? La favorita de Scarlett Johansson  que afirma“ Aún como hamburguesas en el “Counter”  mientras el kétchup gotea por mi cara….”
la encontrarás en:

 

The Counter Times Square  http://www.thecounterburger.com/NYC-TimesSquare/
7 Times Square
(41st & Broadway)

 

Auténticos y originales Hot dogs en Coney Island

  • Si por algo es conocido Coney Island, la región al sur de Brooklyn, es por el concurso de comer perritos calientes en el legendario Nathan’s Famous http://nathansfamous.com/
    y otra de las atracciones que apasionan a los new yorkers es Luna Park de Coney Island. Los más aventureros no podrán resistirse a probar el Cyclone, una montaña rusa de madera que lleva funcionando desde 1927 y que tiene caídas y curvas de infarto.

 

¿ Y la mejor pizza?

Uno de los Sitios preferidos por los New Yorkers es  Lombardis en Nort Little Italy o Nolita. Fue la primera pizzería de Los Estados Unidos, fundada en 1.905 sigue siendo para muchos simplemente la mejor.
32 Spring St, Nueva York, NY 10012-4173 (Nolita)

 

Prueba un pastrami de Katz’s Delicatessen: Fundado en 1888, este restaurante judío atrae a miles de turistas con sus sándwiches calientes de pastrami (carne roja ahumada acompañada de pan de centeno). Katz’s Delicatessen  es uno de los restaurantes más conocidos de Nueva York y aunque no es un lugar especialmente barato, sí es un lugar que vale la pena visitar. Durante la II Guerra Mundial, fue frecuente el envío de salami y otros tipos de carne de Katz’s Delicatessen a los soldados, y en la actualidad también puedes hacerlo a cualquier parte de Estados Unidos o, ¿quién sabe? ¡quizá tengas un familiar o amigo en las Fuerzas Armadas Norteamericanas a quien quieras sorprender!

 

Tómate un cocktail en un bar exclusivo:¡Siéntete como un/a protagonista de Sexo en Nueva York tomándote un cocktail súper exclusivo en un bar súper exclusivo! En el Pegu Club Cocktail, por ejemplo, podrás disfrutar de un Gin-Gin Mule o un Jimmie Roosevelt mientras escuchas música escogida a conciencia. Cualquier cocktail que te pidas en el Pegu Club estará minuciosa y expertamente preparado para que resulte una bebida perfectamente equilibrada. ¡En este bar los camareros estarán encantados saciar tu instinto más sibarita y te harán sentir como la estrella que eres!

 10 platos típicamente neoyorkinos

Tortitas con siropes o donuts variados entre la típica gastronomía neoyorkina

Tortitas con siropes, donuts variados, bagels rellenos de todo lo imaginable, los famosos huevos Benedict del Waldorf Astoria, la ensalada César, el Corned-Beef, tartas de calabaza o de zanahoria, y por supuesto hamburguesas, perritos calientes, brownies, muffins o cupcakes… son algunos de los platos que los neoyorkinos adoran y de los que parecen no poder prescindir.

Sin embargo hay quien todavía se pregunta si existe una verdadera cocina neoyorkina o si simplemente es la suma de las muchas cocinas que actualmente componen la gastronomía de esta gran ciudad.

La respuesta probablemente está en Nueva York. Las recetas de culto, un nuevo libro editado por Lunwerg (2013) en el que se recogen las elaboraciones consideradas auténticamente neoyorkinas, esos dulces, platos callejeros, tentempiés y delicatessen que conviven a diario en las calles de la Gran Manzana y que han llegado a tener un sello propio.

Un libro en el que el gastrónomo Marc Grossman —de familia de origen ruso, creció en Manhattan y actualmente vive en París— recoge hasta 130 de las recetas más típicas de la ciudad, acompañadas por magníficas fotografías y un recorrido por direcciones imprescindibles, calles donde se puede encontrar la esencia de la verdadera comida neoyorkina.

Entre ellas, estas diez propuestas que el autor considera como platos o “manjares” indispensables:

 

Doughnuts (Donuts). Nada es comparable a un donut o buñuelo fresco como los que se encuentran en Doughnut Plant, en la parte sureste de Manhattan, pero si estamos demasiado lejos, siempre los podemos preparar nosotros mismos. Marc Grossman da la receta para el donut básico, pero también para los diferentes glaseados o los dougnuts rellenos.

Bagels. Este pan emblemático en forma de rueda fue introducido en Nueva York por los emigrantes judíos de Europa del Este. Hoy, los bagels frescos, auténticos, siguen siendo bastante difíciles de encontrar fuera de Nueva York. Por eso, algunos prefieren prepararlos ellos mismos.
Eggs Benedict (Huevos Benedict). Dice la leyenda que un cliente del hotel Waldorf Astoria de Nueva York inventó los huevos a la benedictina buscando una receta para aliviar su resaca. La clave está en la salsa holandesa sobre los huevos escalfados.
Hamburguesas. No sólo de fast food vive el hombre, y menos el neoyorkino, que tiene entre sus clásicos las hamburguesas de todo tipo. Lejos de ser comida rápida, se pueden encontrar o hacer auténticas hamburguesas gourmet siguiendo unas reglas muy básicas. Cheeseburger, Veggie Burger, hamburguesas de berenjenas…
Ensalada Waldorf. Esta ensalada de manzana y apio, hoy todo un clásico neoyorkino, fue creada a finales de los años 1890 por Oscar Tschirsky, el maître del hotel del Waldorf Astoria de Nueva York.
Ensalada César. Muchos restaurantes estaban orgullosos de preparar esta ensalada bajo la atenta mirada de los comensales. Hoy, la preparación en la mesa es rara, pero una buena salsa casera sigue siendo indispensable. Los ingredientes básicos: lechuga romana, alcaparras, parmesano, grandes picatostes y por supuesto, la salsa a temperatura ambiente.
Corned-Beef y Knishes. Hacer una buena carne de buey marinada como la que se encuentra en los famosos sándwiches de Katz’s es fácil, pero lleva su tiempo. La receta también se incluye en este libro. Otra especialidad procedente del Este de Europa que se puede probar en Katz’s y en otros muchos sitios de Nueva York son los Knish, unas empanadillas rellenas de patata que fueron introducidas en Nueva York por los emigrantes de Europa del Este a principios del siglo XX.
Apple Pie (Tarta de manzana). La quinta esencia de América. Hay muchas formas de prepararla y Grossman da la suya propia en este libro junto con otros clásicos americanos: la de calabaza, la de cereza, el clásico pastel de zanahoria, el centroeuropeo apple strudel o el strudel de cerezas y ricota, la auténtica New York cheesecake…
Cupcakes. Están de moda en todo el mundo pero provienen de Nueva York. Aquí el autor selecciona algunas modalidades: el cupcake de chocolate, el de vainilla y el llamado cupcake Matcha, con glaseado de frambuesas.
Brownies. La respuesta neoyorkina al esponjoso pastel de chocolate francés. Un verdadero Brownie debe ser denso, chewy (elástico) y estar cubierto de una fina costra brillante. También se pueden añadir nueces. Marc Grossman, personalmente, prefiere doblar la cantidad de chocolate.

21 secretos de Nueva York que probablemente no conocías

por Eva París

 

Una ciudad inacabable, sorprendente, infinita, multicolor, fotogénica, cosmopolita… Una de las urbes más grandes del mundo a la que cada uno podrá aplicar su propio calificativo. Y que esconde muchos datos e historias curiosas. Hoy os desvelamos algunas de las curiosidades sobre nueva York.

 

Esperamos de este modo despertar aun más el interés por la ciudad de los rascacielos, aunque no le hacen falta excusas para ser el centro de muchos sueños viajeros… entre ellos los míos. ¿De dónde procede su nombre? ¿Qué pone en el libro de la Estatua de la Libertad? ¿Dónde está la caja fuerte más grande del mundo? Acompañadnos en nuestro paseo por estos datos poco conocidos de Nueva York.

  • El primer nombre que recibió la zona de la mano del explorador al servicio de Francia Giovanni da Verrazano, en 1524, fue “Nueva Angulema”. El primer nombre de origen europeo, porque allí ya habitaban los indios nativos algonquinos e iroqueses.
  • El río Hudson debe su nombre al segundo en explorar la bahía, el británico Hudson en 1609, que lo recorrió al servicio de los Países Bajos.
  • Los neerlandeses llamaban antiguamente al Hudson “Noort Rivier” (río del Norte) por oposición al Delaware, bautizado “Zuide Rivier” (río del Sur). El nombre mohicano del río es “Muh-he-kun-ne-tuk”, que significa “el río que remonta las dos orillas”.
  • La actual isla de Manhattan fue comprada a los indios en 1626 por Peter Minuit, gobernador de la compañía holandesa de las Indias occidentales, por 24 dólares. Allí se estableció una colonia a la que denominó Nueva Ámsterdam. La colonia se especializó en el comercio de pieles con los indios.
  • Fue en 1674 cuando a través del tratado de Westminster, la zona pasó de los holandeses a los ingleses que la rebautizaron con el nombre de Nueva York en honor al Duque de York. Con las colonias vecinas los ingleses constituyeron Nueva Inglaterra.
  • Se dice que hay más de dos mil puentes solo en Nueva York. El Puente de Brooklyn, en 1883, fue el primero suspendido mediante cables de acero. Mide 1825 metros de longitud, siendo durante 20 años el puente colgante más largo del planeta.
  • La Estatua de la Libertad llegó a Nueva York el 17 de junio de 1885 tras un viaje por mar desde Francia, país que la regaló a la ciudad. La estatua, elaborada en cobre, llegó troceada en 300 piezas. Tardaron un año en construir el pedestal y luego empezaron a ensamblar las piezas.
  • El libro que sostiene la estatua de la Libertad muestra, en números romanos, la fecha de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos, el 4 de julio de 1776.
  • El teleférico que une la isla de Roosevelt con Manhatan fue durante mucho tiempo el único teleférico utilizado como transporte público en Estados Unidos.
  • Antes de reunirse en Times Square, los neoyorquinos celebraban la noche de fin de año en la plaza de la Iglesia de la Trinidad en la intersección de la avenida Broadway y Wall Street. Demostraban su júbilo agitando latas llenas de piedras.
  • El famoso árbol de Navidad del Rockefeller Center debe ser de la variedad picea abies de 19,8 metros de altura y 10,6 metros de anchura (mínimo) que se encuentre en los últimos años de vida. El Árbol es donado al Rockefeller Center por su propietario.
  • En el Bronx se puede hacer una visita guiada por el cementerio de Woodlawn, donde descansan los restos de grandes personalidades de la literatura, la música, la política y la cultura en general.
  • El Empire State tiene 102 plantas, convirtiéndose en 1931 en el primer rascacielos en superar la altura de 100 pisos. Sus ascensores recorren la distancia en unos segundos, pero también podríamos subir los 1.575 escalones desde la planta baja hasta la 86. Desde 1978 se celebra en el Empire State la popular “Run Up” que realiza dicho ascenso.
  • Broadway es la Avenida más larga de Nueva York con una longitud de 33 kilómetros. Su nombre proviene del holandés “breede wegh”, que significa ‘camino ancho’.
  • En Wall Street se encuentra la caja fuerte más grande del mundo. Está en el Banco de la Reserva Federal de Nueva York, a 25 metros de profundidad, y fue asaltada en la película “Jungla de cristal: la venganza”, protagonizada por Bruce Willis.
  • La estación de metro fantasma City Hall la línea 6 hasta el final del recorrido, luego de Brooklyn Bridge podrán pasar por la estación fantasma y admirarla en todo su esplendor
  • Debajo de la Avenida Atlantic existe un túnel secreto que fue construido para facilitar el frenado de un tren. Entró en desuso y estuvo oculto durante más de cien años. Considerado el germen del metro moderno, se puede visitar una vez al mes.
  • Los taxis en Nueva York son amarillos porque el fundador de la Yellow Cab Company se basó en un estudio de la Universidad de Chicago que indicaba que dicho color es el más fácil de ver de lejos.
  • En la esquina de Lexington Avenue con la calle 52 está el famoso respiradero de metro en el que Marilyn Monroe lucía sus piernas en la recordada escena rodada por Billy Wilder.
  • En Central Park está el jardín Strawberry Fields, en forma de lágrima, frente al Edificio Dakota, frente al cual fue asesinado John Lennon. Se inauguró en 1980, el mismo día en el que el Beatle hubiera cumplido 45 años. Lleva el nombre de la canción de John Lennon y Paul McCartney, “Strawberry Fields Forever” y en un mosaico en blanco y negro se puede leer “Imagine”.
  • En la ciudad tienen lugar el rodaje, cada año, de 40.000 producciones de cine, televisión, musicales, documentales y anuncios publicitarios.

En el imaginario popular tenemos cientos de películas y canciones inspiradas en la ciudad de los rascacielos que podemos sumar a las numerosas curiosidades sobre Nueva York. Una gran urbe que atrae con igual hipnotismo a cineastas, músicos, artistas de todo el mundo y, cómo no, viajeros.

 

Algunos detalles que has de saber si vas a viajar a Nueva York

Por Almudena Pérezminguez

Como bien sabéis, Nueva York es el corazón económico y cultural de los Estados Unidos y se ha ido convirtiendo por méritos propios en el centro de todos los deseos y tentaciones, por lo que cada escapada promete nuevas y diferentes aventuras. Ciudad cosmopolita y ecléctica donde las haya, al haber aprendido a metamorfosearse se encuentra a medio camino entre el exceso y la distinción.

Para quienes nunca hayan estado en Nueva York lo primero que hay que explicar es que la ciudad está dividida en cinco distritos:

  • Manhattan con una extensión de 60 kilómetros cuadrados es el centro financiero de la ciudad, y allí se pueden ver muchos museos, los teatros de Broadway y la mayoría de los rascacielos de la ciudad.
  • Brooklyn con una extensión de 180 kilómetros cuadrados fue hasta 1898 una ciudad independiente que acabó anexionándose a Nueva York. Es el distrito más poblado, y es famoso por su diversidad cultural, social y étnica.
  • Bronx con una extensión de 100 kilómetros cuadrados es la cuna del rap y del hip hop, pero además cuenta con el Yankee Stadium y con un importante zoológico.
  • Queens con una extensión de 290 kilómetros cuadrados es el único condado del país en la que la media de ingreso de los negros es más alta que la de los blancos.
  • Staten Island con una extensión de 150 kilómetros cuadrados conectada con Brooklyn a través de un puente y con Manhattan a través de ese famoso ferry que aparece en todas las películas, pero es importante que recordéis que la isla deManhattan está dividida en varias zonas o barrios. Por ejemplo, Manhattan Downtown se extiende desde el extremo sur hasta la calle 14. Dowtown es a Nueva York lo que St-Germain des Près es a París. Un barrio burgués y bohemio de lo más chic donde se encuentra el famoso restaurante italiano Cipriani. El mejor de la ciudad. Sus cócteles también merecen que nos desviemos para probarlos. Manhattan Midtown lo hace desde la calle 14 hasta el sur de Central Park. Manhattan Uptown lo hace de norte a sur del Central Park. Más allá, está el Upper Manhattan y los barrios de Harlem y de Washington Heights.

 

Si se trata de vuestra primera visita no os podéis perder la efervescencia de Manhattan. Tampoco el pasear por Central Park que es como un oasis en plena jungla urbana en el que se pueden ver varios lagos artificiales, dos pistas de patinaje sobre hielo y grandes extensiones de hierba donde poder realizar actividades deportivas, o por Times Square para admirar todos los cines y teatros de Broadway.

 

Nueva York está llena de museos, de monumentos famosos y de barrios que os encantará explorar. Después del atentado contra las Torres Gemelas, uno de los edificios que no os podéis perder es la nueva Freedom Tower, con permiso del Empie State Building, ¡claro!

 

Si los que estáis preparando la escapada sois urbanitas aficionados a la serie de televisión Gossip Girlos encantará el Empire Hotel ya que es un espacio que fusiona a la perfección lo moderno y contemporáneo con un toque de elegante distinción.

 

Con más de 4.000 restaurantes repartidos en sus cinco distritos, Nueva York es sin duda una ciudad en la que se puede comer bien y variado, ya que la ciudad posee miles de restaurantes diferentes, y todas las cocinas están representadas. También son muy famosos los carritos ambulantes de comida que venden hot dogs, pretzels, bagels o kebabs (un tipo de comida típico de los inmigrantes que llegan a la ciudad, y sus costumbres alimenticias).

 

La ciudad también cuenta con algunos de los restaurantes de haute cuisine más prestigiosos del mundo. Sin embargo, si se sale a cenar en fin de semana, es mejor reservar con varios días de antelación pues los restaurantes se ponen de bote en bote. Salvo raras excepciones los precios de las cartas no incluyen impuestos. Asi pues, al total de la suma de lo que consumáis, deberéis sumar un 8,25% de tasas y una propina que puede variar del 15 al 25% en función de lo satisfechos que os sintáis con el servicio que os han prestado.

 

En el país de las hamburguesas merece la pista salirse del sota, caballo y rey y probar las auténticas.Blue Hill es un restaurante bio que utiliza para cocinar ingredientes que provienen directamente de lasgranjas locales, y cuyos vinos están fabricados por vinateros que respetan los métodos artesanales.

 

Los que sueñan con probar el caviar maridado con vodka tiene que hacer una huchita para visitar elRussian Samovar. Otro restaurante interesante es el Kittichai, un elegante restaurante vietnamita al que solían ir Carry Bradshow y sus amigas.

 

La Quinta Avenida constituye uno de los principales símbolos de riqueza de Nueva York pues concentra el mayor número de tiendas de lujo por metro cuadrado. Además de las más prestigiosas como Tiffany, Harry Winston, Hermès, Dior o Prada también están la de Apple, Abercrombie, Victoria’s Secret, H&M y Zara. En lo relacionado con los grandes almacenes, algunos datan de principios del siglo XIX como Saks, Barney’s, Macy’s o Bloomingdale’s

En esta ciudad que nunca duerme, para cenar y luego salir a bailar sólo hace falta bajar o subir una escalera. Las it-girls y las estrellas del show biz suelen reunirse en el sótano del restaurante The Monarch Room o en el Club Hype que procura recrear el ambiente de Las Vegas. DJ de la talla de Joachim Garraud, Laidback Luke, Martin Solveig o Steve Aoki suelen actuar allí.

Si lo que quieres es ver y que te vean, los más privilegiados suelen reunirse en la azotea del hotel Standard. Allí, en el corazón del barrio más cool del Meatpacking District, hay dos bares Le Bain y el Boom Boom Room donde suelen reunirse todos los trend-setters, ya que posee unas vistas panorámicas impresionantes sobre la zona de negocios de Manhattan, sobre el río Hudson y sobre New Jersey. Los cócteles cuestan 16 dólares, pero vale la pena pagar cada uno de ellos. La única pega es que no admite el paso de menores.

 

Situado en la azotea del famoso Metropolitan Museum of Art, el Cantor Roof Garden ofrece unas vistas espectaculares sobre el Central Park y Midtown. Cada primavera se celebra allí una nueva exposición firmada por un artista contemporáneo. Las bebidas no son caras pero hay que donar 15 dólares al museo para poder entrar.

 

Para quienes prefieran las zonas más alternativas con un ambiente más cosy, el famoso barrio delSoHo al sur de Manhattan tiene fama de ser el barrio de los artistas, de las galerías de arte modernas y vanguardistas y también de las tiendas vintages.

 

Greenwich Village es un clásico donde acudir para hacer shopping. Considerado antaño como la zona de los bohemios, los hippies y los artistas marginales, en la actualidad acoge las boutiques mástrendy en los bajos de sus edificios de ladrillo.

 

Recordad que en Nueva York el transporte público, con el metro a la cabeza (fuenciona las 24 horas del día), es el principal medio de transporte de la mayoría de los neoyorquinos, ya que la mitad de los hogares no disponen de coche.

 

Los músicos de jazz fueron los que empezaron a llamar a la ciudad de Nueva York The Big Appleporque, aunque hay muchas manzanas en el árbol, la más grande es NY. Una manzana que se puede mordisquear en cualquier época del año, pues de ella se pueden extraer deliciosos sabores.

 

¿Sabe cuáles son las dimensiones mínimas que debe tener el Árbol de Navidad del Rockefeller Center? o ¿qué se hace con el Árbol del Rockefeller Center cuando termina la Navidad? ¿Sabe cuáles son los nombres preferidos de los neoyorquinos para sus bebés? ¿Sabe cuál es la distancia más larga entre dos estaciones de metro de Nueva York? ¿Sabe cuál es el musical que más tiempo ha permanecido en Broadway? ¿Sabe qué significa “Broadway”? ¿Sabe cuánto vendió Tiffany el día de su apertura?

Todas las respuestas a estas preguntas y muchas más curiosidades las encontrará a continuación.

Nueva York se encuentra a una distancia de 5.779 kilómetros de Madrid.

Para la decoración del edificio RCA (General Electric Building) del Rockefeller Center, John D. Rockefeller quiso contratar a Picasso y a Matisse, pero rechazaron la oferta al no ponerse de acuerdo con el resto de artistas: el catalán Josep María Sert, el inglés Frank Brangwyn y el mexicano Diego Rivera.

En el Lincoln Center, la acústica del Philharmonic Hall era tan mala, que en 1973, 10 años después de su construcción, un aficionado a la música llamado Avery Fisher donó 10 millones de dólares para su remodelación. Hoy lleva su nombre: Avery Fisher Hall.

Broadway es la Avenida más larga de Nueva York con una longitud de 33 kilómetros, y su nombre deriva del holandés “breede wegh” que significa camino ancho.

El índice Dow Jones fue creado en 1883 por Charles Henry Dow y Edward Jones, fundadores 6 años más tarde del Wall Street Journal.

El Empire State cuenta con 1.576 escalones desde la planta baja hasta la 86, y el récord de su ascenso está en 9 minutos y 33 segundos batido por el australiano Paul Crake el 4 de Febrero de 2003. La mujer más rápida fue la austriaca Andrea Mayr en 2006 con 11 minutos y 23 segundos.

El puente de Brooklyn se tardó en construir 13 años (8 años más de lo previsto) y costó 15 millones de dólares (el doble de lo presupuestado).

El Empire State costó $40,948,900, tiene 6.500 ventanas, 73 ascensores, 762.000 metros de cable eléctrico que transportas 40.000.000 de kw/h. y produce 100 toneladas de basura al mes.

En el World Trade Center se utilizó 330.000 metros cúbicos de hormigón para su construcción, cantidad suficiente como para cubrir una autopista que uniera la tierra y la luna.

Las maderas del muro que se construyó en Wall Street para defenderse de los ingleses y los indígenas en 1653, eran constantemente arrancadas para reconstruir las casas de los colonos holandeses, por lo que el muro nunca cumplió su misión.

En Times Square, el anuncio luminoso más barato es el de la Coca-Cola que paga “sólo” 1 millón de dólares al año debido a un antiguo contrato.

En Manhattan, los edificios que no alcanzan la altura máxima permitida, pueden vender la altura que no ha sido construida a los edificios colindantes para que éstos la superen.

La idea de crear un gran parque en el centro de Manhattan fue del poeta William Cullen Bryant, propuesta que hizo en Julio de 1844 preocupado por el gran aumento de la población y que dio como resultado Central Park.

La inscripción que reza en la base de la Estatua de la Libertad (“Give me your tired, your poor …”), es el poema titulado “The New Colossus” escrito por la poetisa neoyorquina Emma Lazarus en 1883 con el fin de recaudar fondos para construir el pedestal.

The New Colossus
Not like the brazen giant of Greek fame,
With conquering limbs astride from land to land;
Here at our sea-washed, sunset gates shall stand
A mighty woman with a torch, whose flame
Is the imprisoned lightning, and her name
Mother of Exiles. From her beacon-hand
Glows world-wide welcome; her mild eyes command
The air-bridged harbor that twin cities frame.
“Keep ancient lands, your storied pomp!” cries she
with silent lips. “Give me your tired, your poor,
Your huddled masses yearning to breathe free,
The wretched refuse of your teeming shore.
Send these, the homeless, tempest-tost to me,
I lift my lamp beside the golden door!”

El New York by Gehry es, con 76 plantas y 265 metros de altura, el edificio ocupado sólo por apartamentos más alto de Estados Unidos.

 

Los departamentos de policía y bomberos de Nueva York disponen de cuerpos especiales dedicados al asesoramiento y participación en los rodajes de películas y series de televisión.

En Central Park, el coste de una multa por superar la velocidad máxima permitida, es el doble que en el resto de la ciudad.

El Radio City Music Hall fue declarado Patrimonio Cultural Nacional para evitar su cierre definitivo tras una grave crisis económica en 1978.

Los taxis son amarillos porque el fundador de la Yellow Cab Company, John Hertz, leyó un estudio de la Universidad de Chicago que indicaba que el amarillo es el color más fácil de divisar.

En Nueva York se ruedan al año 40.000 producciones de cine, televisión, musicales, documentales y spots publicitarios.

Macy’s es la tienda más grande del mundo. El edificio ocupa una manzana entera, tiene 195.000 metros cuadrados en 11 plantas, en las que se ofertan 500.000 artículos, y por las que pasan a diario 30.000 personas.

El desfile de Halloween del Greenwich Village es el más largo de todos los que se celebran en la ciudad y el único del país que se realiza durante la noche.

El mercado de valores de la Bolsa de Nueva York tiene un volumen anual de transacciones de 5.5 trillones de dólares.

En 1664, la construcción más alta de la ciudad era un molino de dos plantas de altura.

El primer Árbol de Navidad adornado con luces eléctricas del mundo se puso en Nueva York el 22 de Diciembre de 1882. Edward Hibberd Johnson fue su creador quien colocó en el Árbol de Navidad de su casa de Manhattan 80 bombillas rojas, blancas y azules.

El Árbol de Navidad del Rockefeller Center debe ser una picea abies de al menos 19,8 metros de altura y 10,6 metros de anchura que se encuentre en los últimos años de su ciclo de vida. El Árbol es donado al Rockefeller Center por su propietario.

No existen escrituras de la compra de Manhattan a los indios por los holandeses. Fue un comerciante holandés quien escribió una carta en 1626 donde contaba cómo había escuchado en un barco, que la isla había sido comprada por un valor de 60 florines holandeses. El valor de $24 lo estableció un historiador neoyorquino en 1846 utilizando el valor del cambio de la época.

La primera inmigrante registrada en el centro de inmigración de Ellis Island, fue una niña de 15 años llamada Annie Moore. Llegó a Nueva York el 1 de Enero de 1892 desde County Cork (Irlanda).

El primer inmigrante en llegar a Nueva York se llamaba Juan Rodríguez. Llegó desde la isla La Española en 1613 cuando se dirigía a Holanda en un barco holandés. Hoy tiene dedicado un tramo de Broadway llamado ‘Juan Rodríguez Way’ que va desde la Calle 159, en Washington Heights, hasta la Calle 218, en Inwood.

 

Los primeros esclavos llegaron a Nueva York en 1626 traídos por los holandeses desde África. La esclavitud fue abolida en Nueva York en el año 1827.

“The Panorama of the City of New York” es el nombre de la maqueta más grande del mundo. Fue creada por Raymond Lester, cuenta con 895.000 estructuras y se expone en el Queens Museum of Art.

La primera maratón de Nueva York se celebró el 13 de Septiembre de 1970. Un total de 126 hombres y una mujer iniciaron la carrera finalizándola 55 corredores entre los cuales no estaba la única fémina. El ganador fue Gary Muhrcke. En 2014, cruzaron la meta 50.530 participantes, el mayor número de corredores de la historia.

Las Torres Gemelas, en el World Trade Center, eran tan altas, que no eran paralelas entre sí debido a la curvatura de la tierra.

En las calles de Nueva York hay plantados un total de 498.470 árboles. Queens es el distrito que más cantidad de árboles tiene con 217.111 y Manhattan el que menos con 45.793.

En Central Park hay 4756 cerezos de flor o Prunus serrulata según su nombre científico.

Nueva York tiene más de 1.700 parques que ocupan una extensión total de 11.331 hectáreas.

Pelham Bay Park es el parque más grande de la ciudad de Nueva York. Situado en el Bronx, su extensión es más de tres veces mayor que la de Central Park.

El parque más pequeño de Nueva York se llama Septuagésimo Uno, se encuentra en la Calle 71, entre las Avenidas West End y Broadway de Manhattan, y tiene una superficie de 160 metros cuadrados.

El Banco de la Reserva Federal, situado en Liberty Street con Nassau Street, almacena más de una cuarta parte de lingotes de oro del mundo.

El metro subterráneo de Nueva York, inaugurado el 27 de Octubre de 1904, fue el primero en el mundo en disponer de doble vía para trenes locales y express.

En los años 60, los almacenes del SoHo convertidos en estudios de artistas, exhibían las siglas A.I.R. (Artist In Residence) que informaban a los bomberos, en caso de incendio, que el almacén estaba habitado.

Los New York Knicks jugaron su primer partido oficial el 1 de noviembre de 1946 contra los Huskies en Toronto. El equipo de Nueva York ganó 68 a 66.

El vertedero de Fresh Kills, en Staten Island, fue el más grande del mundo hasta que cerró en Marzo de 2001. Tenía una superficie de 890 hectáreas, en la que recibía a diario 12.000 toneladas de basura, y fue el destino final de los restos del World Trade Center.

La Torre Norte del World Trade Center tenía 417 metros de altura (527 metros con la antena), 2 metros más que la Torre Sur.

El World Trade Center tenía su propio código postal hasta los atentados del 11/S; el zip code era el 10048.

Central Park tiene 8.698 bancos que unidos entre sí en línea medirían 11.265 metros.

La distancia más larga entre dos estaciones de metro es de 4,8 kilómetros, entre Howard Beach/JFK Airport y Broad Channel.

La renta media mensual del primer edificio de apartamentos de Nueva York, construido en 1869 y llamado Stuyvesant, era de $136 para los apartamentos y $75 para los estudios.

Brooklyn tiene 170 estaciones de metro, más que el número de estaciones que tienen Queens y Bronx juntos.

El propietario del Chrysler Building, Walter P. Chrysler, no pagó al arquitecto del edificio, William Van Allen, porque sospechaba que cobraba comisiones de proveedores y contratistas.

En las temporadas de migración de aves, las luces que iluminan la torre del Empire State Building son apagadas en las noches de niebla para evitar que el brillo las desoriente y choquen con el edificio.

El primer código de circulación del mundo fue publicado en Nueva York en 1903. El autor fue William Phelps Eno quien nunca aprendió a conducir un vehículo.

El primer accidente de automóvil del país ocurrió en las calles de Nueva York el 30 de Mayo de 1896, cuando un vehículo chocó contra una bicleta. La primera víctima mortal del país en accidente de circulación ocurrió el 13 de Septiembre de 1899, en el cruce de Central Park West y la Calle 74.

Cuando se retira el Árbol de Navidad del Rockefeller Center es donado a la organización sin ánimo de lucro Habitat for Humanity, dedicada a construir y reparar casas de personas de pocos recursos económicos a través de trabajo voluntario y donaciones.

La primera línea de metro impulsado por electricidad se puso en funcionamiento en 1904 uniendo el Ayuntamiento con la Calle 145. La tarifa era de cinco centavos.

El arco del Municipal Building fue originalmente diseñado como entrada peatonal para el Brooklyn Bridge.

En 1958, el techo del Ayuntamiento se consumió en llamas durante un despliegue de fuegos artificiales. Los restos del anterior techo todavía pueden ser vistos en el ático.

El Staten Islan Ferry, que une Manhattan y Staten Island, realiza a diario 104 viajes en los que traslada alrededor de 70.000 pasajeros en un trayecto de 8 kilómetros que dura aproximadamente 25 minutos.

En 1898, el límite máximo de velocidad en Nueva York era de 14 kilómetros por hora.

El metro de Nueva York transporta al año 1.500 millones de personas al año.

En el área de Times Square existen 17.000 habitaciones de hotel, el 21% de las plazas hoteleras de toda la Ciudad de Nueva York.

El número total de asientos en los teatros de Broadway es de 56.000 y el número de tickets vendidos al año de 12,5 millones.

3,780,000.000 litros de agua potable se consumen al día en la Ciudad de Nueva York.

El Lincoln Tunnel, que une Manhattan con New Jersey, es el único del mundo formado por tres conductos independientes bajo el agua, de los cuales, el más largo mide 2.5 kilómetros.

El clima en Nueva York es muy extremo. La temperatura más baja se registró el 9 de Febrero de 1934 con -26 ºC. La temperatura más alta se dio el 9 de Julio de 1936 con 41.5 ºC.

El 4 de Julio se celebra con el espectáculo pirotécnico más importante del país, en el que se despliegan al son de la música 30.000 explosivos, a 1.000 por minuto, sincronizado todo con un sistema de computadoras unido con 16 kilómetros de cable eléctrico.

La primera pizzería del país fue abierta en Nueva York en 1897 por el inmigrante de Nápoles Gennaro Lombardi. El restaurante Lombardi’s se encuentra hoy en 32 Spring Street.

El “New York Post”, creado en 1803 por Alexander Hamilton, es actualmente el periódico más antiguo en los Estados Unidos.

El primer periódico judío del país se publicó en la Ciudad de Nueva York en 1885.

Las matrículas en los coches fueron obligatorias por vez primera en el país, en el Estado de Nueva York.

El centro geográfico de la ciudad de Nueva York se encuentra en la intersección de Broadway y DeKalb Avenue en Brooklyn.

El kilómetro 0, o milla 0, de la ciudad de Nueva York se encuentra en Columbus Circle

El primer Hot Dog se le atribuye al inmigrante alemán Charles Feltman quien empezó a vender salchichas dentro de bollos de pan en Coney Island, en 1870. El inmigrante polaco Nathan Handwerker fue empleado suyo y fundador de la cadena de restaurantes Nathan’s Famous.

La primera cervecería del país se estableció en 1633 por Peter Minuit en el Market Field, lo que se conoce hoy como el Financial District.

El Fashion Institute of Technology de Manhattan es la única escuela en el mundo que ofrece la licenciatura en Fragancia y Cosmética.

El primer árbol de Navidad del Rockefeller Center fue plantado en 1931 por los trabajadores que construían el complejo. Dos años más tarde se instaló el primer árbol adornado con 700 luces.

La primera persona en cruzar el Broklyn Bridge caminando fue Emily Roebling (directora de las obras del puente), quien lo hizo portando un gallo en señal de victoria.

La primera película en 3 dimensiones del mundo se presentó en 1915 en el Astor Theater de Manhattan.

El Morgans New York Hotel fue el primer “hotel boutique” del mundo. Abrió en 1984 en Madison Avenue y es propiedad de Morgans Hotel Group.

La estación de metro más alta es la de las Calles Smith y 9ª en Brooklyn, que se encuentra a 26.8 metros por encima del nivel del suelo. La estación más baja es la de la Calle 191 en Manhattan, a una profundidad de 54.8 metros por debajo del suelo.

El primer cuerpo de policía de la Ciudad de Nueva York fue creado en 1845 con 900 hombres y dirigido por el jefe George W. Matsell.

Broadway era originalmente un sendero utilizado por los indios Algonquinos llamado Wickquasgeck Trail.

El Puente del Rey es el nombre del primer puente construido en Nueva York. Data de 1693 y unía Manhattan y el Bronx a través del canal Spuyten Duyvil Creek. Fue demolido en 1917.

En 1898, en lo que hoy es la Ciudad de Nueva York, había 56 ciudades y pueblos, 2.000 granjas y un total de 1.150 iglesias.

El Queensboro es el puente con más tráfico de Nueva York. En un día laborable circulan por él más de 138.000 vehículos.

El departamento de bomberos de Nueva York (FDNY) se creó el 30 de Marzo de 1865 y es el más grande del mundo.

El musical “El fantasma de la ópera” es el espectáculo que más tiempo ha permanecido exhibiéndose en la historia de Broadway. Se estrenó el 26 de Enero de 1988 en el Majestic Theatre y el 9 de Enero de 2006 batió el récord con 7.486 funciones.

En Nueva York el nombre más elegido para los recién nacidos es Jayden para los niños y Isabella para las niñas. Entre los Hispanos de Nueva York, el nombre preferido es Jayden para los niños y Isabella para las niñas.

El Metropolitan Museum of Art alberga más de 2 millones de obras de arte en 186.000 metros cuadrados y es visitado por más de seis millones de personas al año.

The Little Red Lighthouse es el único faro que queda en Manhattan. Está situado en Fort Washington Park, junto al pilar este del puente George Washington. Fue construido en 1921, dejando su servicio en 1947. Se hizo famoso por el cuento infantil ‘The Little Red Lighthouse and the Great Gray Bridge’, escrito por Hildegarde Swift y Lynd Ward.

B&H, la tienda más grande del mundo de electrónica de consumo y profesional, tiene un volumen medio de ventas de 1.200.000 dólares al día.

Más de 13.000 nuevas o renovadas habitaciones estarán disponibles en los hoteles de Nueva York en 2010. Para ese mismo año las renovaciones de las habitaciones de los hoteles de lujo y las ampliaciones aumentarán de 72.150 a 85.000.

“Tiffany & Young”, la primera tienda de Tiffany, tuvo unas ventas el 18 de Septiembre de 1837, día de su inauguración, de 4.98 dólares.

Liberty Island es propiedad federal del estado de Nueva York a pesar de que se encuentra más cercana del estado de New Jersey.

El primer ascensor para personas del mundo lo instaló el 23 de Marzo de 1857 Elisha Graves Otis en el E. V. Haughwout Building, en la esquina de Broadway y Broome Street. El ascensor costó $300.

El agua de boca de la red pública de agua potable de la Ciudad de Nueva York es una de las mejores del mundo.

La primera casa con electricidad de Nueva York fue la de John Pierpont Morgan en el 219 de Madison Avenue. La instalación eléctrica fue acometida por el propio Thomas Alva Edison a finales de 1880. Hoy, la residencia y la biblioteca de John Pierpont Morgan forman el museo The Morgan Library.

La neoyorquina Elizabeth Ann Bayley Seton (Staten Island, 1774 –1821) fue la primera norteamericana canonizada por Roma (14 de Septiembre de 1975).

La expectativa de vida en la Ciudad de Nueva York es de 82 años para las mujeres y 76.3 para los hombres.

Diez veces no han podido abrir sus puertas las escuelas de Nueva York por culpa de la nieve desde 1978. El 27 de Enero de 2015 fue la última vez.

La mayor acumulación de nieve de la historia de Central Park se registró el 27 de Enero de 2011 con un espesor de 31.5 centímetros.

La mayor acumulación de nieve de la historia de Nueva York se produjo en Enero de 2011 con un total de 91.44 centímetros.

El Prometeo del Rockefeller Center es la escultura monumental más fotografiada de todas las de Nueva York.

El primer taxi de Nueva York en bajar la bandera lo hizo el 1 de Octubre de 1907 frente al Hotel Plaza.

La primera mujer en obtener una licencia de taxi en Nueva York fue Gertrude Hadley Jeannette en 1942, quien más tarde se convertiría en actriz de televisión y de Broadway.

La pista de hielo del Rockefeller Center fue construida temporalmente en 1936 para atraer la atención de la Plaza, pero se convirtió en un elemento permanente de Octubre a Abril.

La bandera de Estados Unidos más grande del mundo se encuentra colgada sobre el puente George Washington que cruza Manhattan y Bergen County (NJ). Mide 27.43 metros de largo por 18.28 de ancho y pesa 202.5 kilogramos.

Los dos leones de piedra que custodian la entrada de la New York Public Library fueron originalmente bautizados como Leo Astor y Leo Lenox en honor a los fundadores de la biblioteca. En la década de los 30 fueron apodados por el alcalde Fiorello La Guardia como “Patience” y “Fortitude”.

El primer libro prestado en la New York Public Library tras su apertura en 1911 fue “Nravstvennye Idealy Nashego Vremeni” de Grot, Nikolai Iakovlevich.

El reloj situado en la pared de la entrada principal del Empire State Building fue reemplazado en 2009 por un anemómetro que mide la velocidad del viento en la parte superior del edificio.

La montaña rusa Cyclone de Coney Island fue declarada Lugar Histórico Nacional el 26 de Junio de 1991.

La estación de metro de Coney Island en Stillwell Avenue es la terminal elevada de metro más grande del país.

La Estatua de la Libertad puede balancearse hasta 12 centímetros en cualquier dirección para amortiguar a fuerza del viento.

Cualquier persona puede tener un objeto con el emblema del Departamento de Policía de Nueva York o las letras NYPD, excepto los propios policías de la ciudad. Los agentes de Nueva York que deseen tener una camiseta, una gorra, un bolígrafo, una taza, un pin o cualquier otro elemento con las letras NYPD o con el emblema del departamento, salvo los de su propio uniforme, deben pedir una autorización por escrito.

Manhattan es el lugar más caro del país para criar a un niño. Durante el primer año de vida del bebé los padres de Manhattan gastan de media $12.000, el doble de la media de todo Estados Unidos.

En las calles de Nueva York hay más de dos millones de señales de tráfico. La mayor parte de ellas han sido fabricadas por una empresa de Queens.

Hasta 1911, los peatones que cruzaban caminando el East River por alguno de sus puentes debían pagar un peaje de 1 centavo. Hoy en día es gratis.

 

y por último os sugiero una guía muy completa e interesante, la de Sergi Reboredo.

Ver http://www.sergireboredo.com/esp/rpv/newyork/infonewyork.htm

jlozano

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR