BLOG

15 Ene 2014

Ley de Pareto aplicada al sector turístico

como-aprovechar-la-ley-de-pareto-80-20

Si hay un sector donde la ley o principio de Pareto se aplique con rigor científico es en el turístico.

 

Si hay un sector donde la ley o principio de Pareto se aplique con rigor científico es en el turístico. Hoteles, restaurantes, bares y hasta compañías aéreas son negocios perfectos para su aplicación.

El principio de Pareto, también conocido como la regla 80/20, señala que en muchas ocasiones el 80% de los efectos provienen del 20% de las causas.
Pareto, Economista italiano observó que el 80 por ciento de la tierra pertenecía al 20 por ciento de la población, y con el tiempo, él y muchos otros observaron que esta regla se podía aplicar no solo en la economía y los negocios, sino en diferentes en diferentes áreas de la vida, incluidas las relaciones personales que tan ligadas están al sector turístico.

 

¿Cómo podemos poner el principio 80/20 al sector turístico?

 

El principio de Pareto es ideal para aumentar el enfoque, para prestar atención y darnos cuenta de lo que realmente es importante, genera valor y produce beneficio.
¿sabías que tan solo el 20% del tiempo de trabajo es realmente productivo?, ¿que el 80% de nuestro tiempo lo dedicamos a tareas que no nos aportan valor ni beneficio?

 

El primer consejo para darnos cuenta de los resultados que obtenemos a través de nuestras acciones es que como decía Galileo Galilei “Todo se puede medir, y lo que no se puede medir…también”. Por lo que empezaremos midiéndolo todo, esto nos llevará a comprobar la exactitud de la ley de Pareto, y sin duda nos llevaremos muchas sorpresas…por ejemplo, al hacer un escandallo y conocer el coste real de un plato o servicio podemos llegar a darnos cuenta de que cuanto más vendemos más perdemos, o que esos clientes que no son muchos pero si habituales representan el mayor nivel de ingresos, o quién iba a pensar que modificando los horarios solo un poco iba a reducir muchos los gastos, o que cambiando solo unos pocos proveedores la calidad de mi producto aumenta y los costes del mismo disminuyen, o que el 20% de la carta supone el 80% de los platos más solicitados.

 

Podríamos seguir enumerando cientos de parámetros medibles y como decía antes nos llevaríamos muchas sorpresas pero lo importante es que debemos aprender a cuestionarlo todo y detectar dónde está ese 20% de causas que provoca el 80% de los efectos.

 

Algunos ejemplos para reflexionar…
· El 80% de las ventas corresponden a ventas del 20% de los productos.
· El 80% de nuestras ventas proceden del 20% de nuestros mejores clientes.
· El 80% de los gastos de una empresa se centran en el 20% de las partidas de gastos.
· El 80% de las quejas de nuestros clientes recaen sobre el 20% de nuestros productos.
· El 80% de nuestros nuevos clientes son captados por el 20% de nuestras acciones de marketing.
· El 80% de las visitas orgánicas a una web proceden del 20% de las palabras clave que utiliza.
· El 20% de los vendedores producen el 80% de las ventas

jlozano

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR