BLOG

08 Jul 2015

Brasil 1.964… Y Bardot creó Búzios, la Saint Tropez Brasileña.

 

brigitte-bardot-41-638

Corrían los alegres años 60, Brigitte Bardot se había enamorado de un apuesto y desconocido brasileño, pasaban unos días en RÍo de Janeiro, pero los paparazzi descubrieron a la Bardot y ella y su amado decidieron refugiarse en un lugar don de nadie los pudiese encontrar, así nació un destino, así fue como Búzios pasó de ser un tranquilo pueblo de pescadores a convertirse en refugio de famosos,  en lo que hoy denominan la Saint Tropez brasileña.   A tan solo dos horas en coche de Rio se sitúan 23  de las playas con más encanto y glamour de Brasil, un destino donde la única etiqueta son las desenfadadas “Havaianas” que nos llevarán a descubrir sus calas, sus dunas y la alegre e informal noche de Búzios.   Brasil es inmenso, inabarcable en un solo viaje, y como no solo de playa vive el hombre, en esta ocasión les sugiero combinar Búzios con otros dos destinos míticos: Rio de Janeiro y Cataratas de Iguazú.   Volamos directamente de Madrid a Rio, donde conoceremos una de las ciudades más alegres y desen fadadas del mundo y curiosamente no les voy a proponer alojarse en uno de los excelentes hoteles de las playas de Ipanema o Copacabana como el mítico “Copacabana Palace”, sino en el bohemio Barrio de Santa Teresa punto de encuentro de artistas e intelectuales, concretamente en el hotel Relais & Chateaux. Y desde Rio podemos hacer una escapada de tres días a uno de los mayores prodigios de la naturaleza, las Cataratas de Iguazú, donde veremos el efecto del agua en su estado más salvaje y donde disfrutaremos de una gran aventura, recorrer los canales en una Zodiac rápida y llegar hasta la mis ma caída de la catarata principal, además de sobrevolar las cataratas en helicóptero.   Existe una gran oferta hotelera en Iguazú, pero sigo prefiriendo el hotel “Das Cataratas”, no es el mejor pero es el único que nos ofrece un momento especial, contemplar las cataratas desde su terraza mientras degustamos un coctel conversando con otros viajeros.   Y terminaremos nuestro periplo brasileño volando de nuevo a Rio para, dos horas después descubrir uno de los secretos mejor guardados por la “jet set” mundial, Búzios, considerada como uno, tal vez por su encanto el mejor, de l os destinos de sol y playa más exclusivos del mundo. En Búzios el tiempo transcurre de una forma especial, las dudas que se le presentan al viajero son totalmente existenciales, dudar entre dar un paseo por una de sus 23 playas, dedicar la mañana a la disfrutar de una sesión de spa o pasar la mañana en la piscina de un tranquilo hotel en compañía de un buen libro y una caipirinha. La tarde en Búzios es el preámbulo de una noche excitante, de una inolvidable cena en la terraza d el “Mistico” pasamos a escuchar la mejor bossa nova en   “Anexo Cl ub”, y para los más fiesteros siempre quedará “Pacha”.   En Búzios no encontraremos ningún hotel grande ni de reconocidas cadenas, uno de los consuelos del   viajero es que la globalización hotelera no ha llegado a este paraíso. Existe una gran oferta de hoteles con encanto, pero mi preferido siempre ha sido el “Casas Brancas” por su elegancia natural, su cordialidad y su decoración y ambiente que nos recuerda aquellos maravillosos años del hipismo, eso sí, reconvertido al “bohemian chic style” que tan bien se lleva con este destino.

 

https://www.youtube.com/watch?v=VomIlIYO47Q&index=1&list=RDVomIlIYO47Q Brigitte Bardot en Buzios

jlozano

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR