BLOG

03 Ago 2016
thumbnail

Botsuana, el safari más íntimo y exclusivo de África

 

maxresdefault

 

¿Te apasionan los animales, ¿tienes alma de aventurero?, ¿de siempre quisiste hacer un safari pero no te atraen destinos tan explotados como Kenia o Tanzania? , Botsuana es la mejor alternativa, el país con más elefantes del planeta, con un censo de 110.000  y uno de los países que más y mejor cuidan su medio ambiente.

Su poca pero exclusiva oferta hotelera hace que el país no sea muy conocido, razón por la que es elegido por famosos como Leonardo Di Caprio, los duques de Cambridge, Kim Kardashian o los Clinton para disfrutar de sus selectos safaris.    Hasta que se dio a conocer el polémico viaje del Rey Juan Carlos se podían cazar elefantes por el módico precio de 37.000.-€ la pieza, hoy en día los safaris con muerte están prohibidos.

Botsuana es el país más demócrata de África, es el único que no ha tenido un conflicto civil en el continente africano y esto, hay que reconocerlo, en África tiene mucho mérito.
Encajado entre Namibia, Sudáfrica y Zimbabue ocupa una superficie algo mayor que España en la que tan solo habitan unos dos millones de personas.
Todo el territorio de Botsuana es un paraíso y recorrerlo llevaría bastante tiempo por lo que voy a recomendar los imprescindibles que se pueden conocer en un viaje de unos 10 días, o mejor aún 15 días para así poder visitar las míticas Cataratas Victoria en el vecino país de Zimbabue.

En el norte se encuentran los parques nacionales de Moremi y Chobe, dos de las zonas más vírgenes y desconocidas de África, son el paraíso de los elefantes que ocupan la mitad de su población con más de 60.000 paquidermos viviendo en libertad.

En el Chobe National Park, uno de los parques más bellos del mundo podrás realizar un safari acuático a la caída de la tarde, una experiencia tan serena que nunca olvidarás.

Otra de las maravillas naturales del mundo la forma el río Okavango, río que nunca llegará a ver el mar, nace en Angola y atraviesa el desierto del Kalahari, que ocupa buena parte de la superficie de Botswana pero llega un momento en que el río no puede más y desaparece absorbido por las arenas del gran desierto sin llegar a ver nunca el mar. En esta agonía previa a su disolución forma uno de los más impresionantes deltas de interior: el delta del Okavango, una de las últimas zonas vírgenes del planeta tierra. Una reserva natural aún no colonizada por el hombre donde conviven elefantes, hipopótamos, jirafas, antílopes y cocodrilos formando una de las postales más bonitas del mundo.

Pero Botswana no es todo fauna y naturaleza, también podemos admirar el denominado “Louvre del desierto”. Los antepasados de los bosquimanos, aborígenes que hoy son una minoría de unas 45.000 personas, decoraron hace 4.000 años con pinturas rupestres, las Tsodilo Hills un grupo de cuatro montañas sagradas situadas en el Kalahari, el desierto de la gran sed, uno de los mayores del mundo con casi un millón de Km2.

Y si ya estás pensando en hacer las maletas para conocer este paraíso desconocido ten en cuenta que el mejor momento del año es la época seca, de junio a finales de septiembre, ya que el paisaje se vuelve tan seco e inhóspito que los animales se ven forzados a migrar a las charcas, momento que se convierte en propicio para la observación de la fauna.

En cuestión de alojamientos, Botswana cuenta con excelentes lodges o tiendas móviles de gran lujo como el super exclusivo “Hwai river lodge” con un precio de unos….. 2.000.-€ por persona y día.

Aunque no hay que desanimarse, hay viajes organizados de unos diez días de duración, con vuelos, traslados, guías, safaris y pensión completa desde 3.000.-€ por persona.

Si de verdad quieres tener una auténtica experiencia, estas son algunas de las actividades, además de los safaris, que se pueden organizar en Botsuana.

  • Recorrer el Delta del Okavango a caballo.
  • Pasar una noche bajo las estrellas en una tienda de lujo en el Parque Nacional de Makgadikgadi Pans, la gran salina del norte de Botsuana.
  • Un encuentro en un pueblo con los bosquimanos y su chamán en el desierto del Kalahari.
  • Deslizarte suavemente en mokoro por las tranquilas aguas del delta del Okavango al atardecer.
  • Practicar el glamping, en tiendas de campaña de gran lujo para escuchar el sonido de la noche africana y ver las estrellas más cerca de ti.
  • Un relajante safari en “house boat” por el río Chobe.
  • Un excitante baño en la piscina del diablo en las cercanas Cataratas Victoria.

Por todo lo que Botsuana ofrece no es casualidad que la prestigiosa publicación Lonely Planet lo haya elegido como “mejor país para viajar en 2.016”

jlozano

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR