BLOG

06 Mar 2016

8 Platos que hicieron famosos a sus hoteles

012bae83b3380f567d55069b4a0ed34e (1)

  1. Empezaremos no con un hotel ni con un plato sino con un coctel, el “Singapur Sling” compuesto de ginebra Jensen’s Old Tom,  licor Benedictine, licor de guindas, brandy y soda Fever Tree. Este coctel data del 1.911 y su inventor fue el barman chino Ngiam Tong Boon quien recibió el encargo de un cliente habitual del hotel Raffles de preparar un coctel muy especial para ofrecer a la mujer que quería seducir. Tomar un “Singapur Sling” en el “Long Bar” del Raffles acompañado de cacahuetes cuyas cascaras se arrojan al suelo como si estuviésemos en una popular taberna  es una experiencia difícil de olvidar, considerando que Singapur es un país dhoteonde arrojar basura al suelo e incluso mascar chicle está terminantemente prohibido.Y de uno de los hoteles más emblemáticos del mundo nos vamos a otro, el mítico hotel Savoy de Londres donde Auguste Escoffier, el mayor cocinero que ha dado la historia, “chef de reyes y rey de chefs”,  creó allá por el 1.893 platos como  el melocotón Melba en honor de la soprano Nellie Melba o los Tournedos Rossini en honor del compositor italiano Gioacchino Rossini.

    Allá por los años 60,  en el glamuroso hotel Cipriani de Venecia, el preferido por George Clooney, se inventó el Carpaccio, que se compone de lonchas muy finas de carne de buey crudo servidas frías con láminas de queso parmesano y aceite de oliva. Su inventor fue Cipriani, el chef y propietario del hotel veneciano, en una comida homenaje al pintor cuatrocentista veneciano Vittore Carpaccio.

    La autoría de los huevos Benedict o Benedictinos se la disputan dos grandes  hoteles, el  Delmonico’s y el hotel Waldorf Astoria, ambos de Nueva York. Lo que sí está claro es que fueron creados en honor de Mr. Benedict, quien pidió un remedio contra la terrible resaca que sufría, el resultado fue tan eficaz que el maître del hotel decidió incluirlo en la carta de desayunos del restaurante. Hoy es un  clásico de los hoteles de lujo de todo el mundo.

    De lo que no hay duda es que la ensalada Waldorf fue creada en el hotel neoyorkino Waldorf Astoria coincidiendo con su inauguración en 1.931 y que pronto se convirtió en uno de los platos preferidos de la jet set neoyorkina, acrecentando así la fama del hotel que ya era un símbolo del lujo de la ciudad. Esta ensalada es tan popular que podemos encontrarla en numerosas películas, novelas y canciones como “You’re the top, you’re a Waldorf salad” de Cole Porter.

    Y hablando de ensaladas no podemos olvidar la ensaladilla rusa, un plato que muchos consideran español, pero no, tiene su origen en Rusia en 1.860, concretamente en el hotel Hermitage de Moscú, en tiempos del Zar Alejandro II. La receta original, que nunca desveló su autor el cocinero belga Lucien Olivier, desapareció tras su muerte y hoy en día podemos decir que hay tantas ensaladillas rusas como cocineros que las elaboran y que dos ingredientes que no pueden faltar son la patata y la mahonesa.

    Y para terminar nuestro menú de platos famosos creados en hoteles hablaremos de un postre, la tarta Tatín, cuya peculiaridad es que se trata de una tarta al revés, es decir, para su elaboración las manzanas se ponen debajo y la masa encima. Cuenta la leyenda que el origen de esta tarta se debe a un error de las hermanas Stephanie y Caroline Tatín que regentaban a finales del XIX, en plena Belle Epoque el hotel de que llevaba su mismo nombre. Fue  Stéphanie que cocinó las manzanas de la tarta más de la cuenta y para ocultar el error, les añadió la pasta encima y la horneó, y después le dio vuelta con cuidado, dando lugar a este prodigio de la gastronomía francesa.

  2. c0f7007312e92302b8e73b2919c2c184

jlozano

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR